FR DE ES IT EN

Para acceder al área privada, utiliza la conexión en francés

Editorial

 

El Gran Oriente de Suiza (a continuación el G.O.S.) es una Federación de Logias masónicas instaladas sobre el territorio de la Confederación Helvética. Está constituido en una asociación según el artículo 60 del Código Civil suizo. El G.O.S. coordina, reúne e informa las logias que lo componen y mantiene relaciones fraternales y constructivas con otras Obediencias suizas y extranjeras.

El G.O.S. es una Obediencia masculina, otras son femeninas o mixtas, reagrupando Logias que practican varios Ritos. Reúne así a hombres, por naturaleza diferentes, que trabajan en Logias de sensibilidades diferentes. La gran mayoría de sus Logias recibe con mucho gusto a las Hermanas de otras Obediencias como las visitantes.

La finalidad del Gran Oriente suizo es promover la Francmasonería como Orden iniciática tradicional liberal y adogmática. En otros términos, el G.O.S., firmante del Llamado de Estrasburgo y defensor de los derechos humanos, deja a sus Logias y, consecuentemente a sus miembros, una libertad total de conciencia. Así, acoge en su seno a todos los hombres, cualquiera que sea su raza, religión, posición social, ideales filosóficos y políticos, por tanto que sean compatibles con el honor y las leyes suizas.

El Gran Oriente de Suiza de hoy se considera a la vez tradicional y evolutivo. Tradicional en el Rito y en la perennidad de los valores humanistas y confraternales del Arte real; y evolutiva porque los Masones del Gran Oriente de Suiza están en la escucha de la gente y porque no quedan insensibles a los acontecimientos de la actualidad, que muy a menudo avasallan a los más desprovistos. El Francmasón del Gran Oriente de Suiza debe ser visto como un hombre moderno y responsable, de espíritu ciudadano voluntario, y que se implica constantemente en acciones humanistas, con buen fin, por el bien de la gran mayoría.

Si este modo de vivir su vida es próximo de sus convicciones personales, no vacile en entrar en contacto con uno de nuestras Logias o con el Gran Oriente de Suiza. Y si esta gestión se plasma un día en su entrada en Masonería, tendría sin duda el placer y el honor de encontrarse en uno de nuestros talleres masónicos.

A. Rauzy 
Gran Maestro del Gran Oriente de Suiza
14/11/2015